1 jul. 2008


EL BRON EN SAN JUAN DE VILLAPAÑADA


Xira de turdia, xagos , hoiveo garliaremos bron.
Buenas tardes, amigos, hoy hablaremos del Bron.
Así comenzaría un xago(calderero) a garliar (hablar) en Bron, la jerga de los caldereros del cobre.

En Asturias encontramos varias jergas gremiales así tenemos:

- la tixileira de los cunqueiros (cuencos de madera) de Ibias. Jornadas Bron 2007 en Grado
- el mansolea de los zapateros de Pimiango y Noreña
- la xiriga de los tejeros o tamargos de Llanes.
- el D. Juan o barbeo de los cesteiros de Peñamellera.
- el ergue de los canteros de Ribadesella.
- el bron de los caldereros de Miranda y San Juan de Villapañada.

Los caldereros de Miranda tenían dos vías principales de trabajo una hacia Castilla (La Robla, Bembibre,Astorga) y otra hacia Galicia, esta tenía dos rutas, una discurría por la costa, y otra que es la que nos interesa, por la ruta interior del Camino Primitivo de Santiago.
Así pues acompañemos a estos xagos (caldereros) en un viaje que saliendo de Miranda, con sus caneantes (caballos) y estobas (mulas), cargados con sus utensilios de venta mauras (calderas), padelas (sartenes), topos (potes de hierro), canjilones, cucharones y útiles de reparación, la estaca o barra de hierro que clavada en el suelo servía para remachar los clavos de la guarnición, las claveras para hacer remaches, cañaveras de sisa (tijeras), punzones, aros y asas, los mazos, cotas (martillos), etc, alcanzamos el Alto la Reigada y a través del Concejo de Candamo nos aproximamos a la villa de Grado, donde aprovecharían para reponer fuerzas y hacer alguno negocio.
“Mutil quilla la maura xeva (muchacho rompe la caldera vieja). El chico con un punzón agujereaba la caldera de esta forma al día siguiente el paisano (gorri), compraba una nueva. Era lo que se llama “sinar al payo”(engañar al paisano).
Iniciamos desde el Crucero del barrio de La Cruz, bordeando el (ansiero)río Ferreira el ascenso a la parroquia de San Juan de Villapañada.
Esta parroquia situada entre Grado ,el alto de Cabruñana y el Fresno, fue y es paso obligado de peregrinos y caminantes en la ruta primitiva del Camino de Santiago. Entramos en ella, por las tierras de Santiago, clara alusión al Camino, aquí el río Ferreira pasa llamarse también río Santiago y una (ansiera)fuente de Santiago sacia la sed del peregrino.

Hacemos un punto y aparte para hablar brevemente de esta Parroquia de San Juan de Villapañada que junto con la de San Juan de Arenas (Siero) fueron las únicas en Asturias que estuvieron bajo el dominio de la Orden de los Caballeros de San Juan de Jerusalén también conocidos como Caballeros de Malta, que fue una de las primeras ordenes que acudió a Tierra Santa en las Cruzadas.
Una orden militar y religiosa que aquí desarrollo esta segunda faceta como ayuda a los peregrinos que se dirigían a Santiago y así en 1450 según nos dice Alvaro Fdez Miranda en su libro “Grado y su Concejo” (1907) se instalaron en estas tierras.
Otro documento nos dice “Marya Peláiz freira de San Juan de Leñapañada hace una donación a Guillermo Pérez en 1309(Libro Becerro, Monasterio San Pelayo, folio 1409).
Pero es en 1229 donde nos sitúa un último documento “Et ego abbas Ihoannes Cornelianensis et rogatu Roderici Petri frater ospitalis de Leñapañada impono sigillum meum” (Y yo Juan Abad de Cornellana y preguntado consultado Pedro Rodríguez hermano hospitalario de San Juan de Leñapañada pongo mi sello).(García Rodríguez dona al monasterio de Cornellana lo que poseía el la Iglesia de Santiago de Villazón).
J.I: Fdez de Viana y Vietes. Pergaminos del Monasterio de Cornellana(Asturias) en el Archivo de San Payo de Antealtares(Santiago)

Esta orden que vestía túnica blanca y cruz de ocho puntas tenía su sede en lo que es hoy la Iglesia Parroquial y casa rectoral varias veces reformadas, es por ello que al lado, en las antiguas escuelas rurales, nos encontramos un Albergue de peregrinos (acaneantes de utana) , recordando tiempos pasados.
Tenía Ayuntamiento, juez y cárcel y fue gobernada por los Comendadores de la orden hasta el año 1827 en que pasa a depender de Grado. En otra ocasión hablaremos más extensamente de esta parroquia, ahora volvemos al tema que hoy nos ocupa que es el Bron.

Y a estos parajes gobernados por esta Orden llegaron dos caldereros procedentes de Miranda.
Ya, Fdez Miranda en su Libro nos dice que había en 1558 entre otros artesanos dos caldereros. No sabemos si descendientes de aquellos, pero es entorno a 1690, cuando en los Libros Parroquiales encontramos a los hermanos Domingo y Sancho Fernández Alu, caldereros de profesión y naturales de Miranda, los cuales se casan con dos hermanas Isabel y Antonia Morana de La Linar, quizá ellos también pasarían por la cercana posada de arrieros y caminantes de La Venta del Cuerno, situada en el camino real que asciende hacia el Fresno, hoy se conserva aun la casa aunque muy reformada, en el lugar conocido como la Venta y una finca cercana tiene el nombre del Cuerno.

Dos hijos de Sancho, Juan y Francisco, aparecen en un documento del Archivo de Simancas(Valladolid) en el cual en el 28-1-1752 realizándose en la parroquia un catastro de los bienes y personas del lugar se les nombra entre los distintos artesanos que hay en el pueblo como caldereros de viejo y se le imponme un tasa de 100 reales de vellón.
Hoy en día casas como la de Juan de la Fuente(Rozadas), casa Andrés, casa el Tico, casa Cascayal en Acevedo son descendientes de aquellos caldereros.
Es en esta última donde pudimos encontrar esta foto de Manuel Pérez Fdez Alu quizá uno de los últimos caldereros de San Juan y este es el Libro de cuentas en que anotaba sus actividades: “Tanto vendido, tanto fiambrado” y por el podemos saber el ámbito de su trabajo e incluso nos cuenta que tenía en Belmonte un centro de trabajo.
Llega el S. XIX la Revolución Industrial y con ello la desaparición de los caldereros debido principalmente a la llegada de calderas de chapa galvanizada y es entonces cuando ocurre un fenómeno curioso y pasamos a esta otra imagen.
El Bron no se pierde sino que lo siguen hablando principalmente los “pulidores de cornantas” (tratantes de ganado). Se conservan algunas fotos como esta de José Cañedo (Acevedo) preparado para asistir con su caneante(caballo) al mercado.

En estas otras podemos ver una foto del antiguo mercado de Grado (1910) y en el mismo lugar unos vecinos de San Juan: Antonio, Casimiro y Adela (Acevedo) preparados para (mercixar)hacer algún trato.
Nos vamos a situar en una de esas ferias concretamente en la de Santiago y Santa Ana que se celebraba en esta Parroquia, en las tierras conocidas como de Santiago,a la altura de la Barraca de Arriba, donde hoy todavía hay una finca conocida como Las Tiendas, allí tenía lugar hasta el año 1852 en que se trasladó a Grado.

Es en este lugar, por donde transcurre el río Santiago, al lado de la Capilla de Santiago, hoy derruida, junto a la fuente de Santiago estarían los “pulidores de cornantas” con sus gallardas(muletas), caneantes(caballos), cornantas(vacas) y mosendos(burros) haciendo sus tratos . Así entre un tratante y un gorri(paisano) que discutían por el precio, se acercaba otro tratante y le decía:
“Estofa que val un canelu”(Parte, arregla que vale ese dinero).
Otro le diría:”Parai gacho” mándale, pídele poco, y si veía que conseguía hacer buen negocio, le decía “Xiro Bron” buen negocio.
Tanto caldereros como tratantes cuando un documento les comprometía ponían como posdata la expresión: “Xili Bron”, todo falso, todo mentira, con lo cual desautorizaban lo anterior.
Después vendrían la partida de cartas, mientras aborronaban un garrofu (cigarrillo) y chumaban(bebían) un bayete(un vino).
En esta partida los tratantes tenían también sus contraseñas en bron para que los rivales no les entendieran las señas: chumosas(copas), rodantes(oros), xilu(as), vixao(tres), raso(rey), caneante(caballo),zula(sota), duque(dos), mutil(pequeño).
Cuando tenían unas cartas que no valían nada utilizaban la expresión “Parume borle (estoy ciego, no llevo nada).

A veces, la partida no acababa muy bien y entonces, cuando veían venir la autoridad decían: “Sáfate que trovan los cherifos con la cañahueca”(escápate, que viene la guardia civil con la escopeta).

Para finalizar, comentar que el Bron tiene un vocabulario amplio ya recogido por distintos autores, entre ellos D. José Manuel Feito, en su libro “Los caldereros de Miranda”, pero debemos hacer notar que en San Juan hay una serie de palabras propias de este lugar y que mucha gente hoy recuerda:
- Aborronar: fumar - Atismar:mirar - Arricochar: arrimar
- Cañahueca: escopeta - Chamarra: chaqueta
- Guaciar: Escapar - Gallarda: muleta - Gorri: paisano
- Moscardo: bigote - Muquileras: narices
- Piltra: cama - Sona : moza

Palabras nuevas: Arricochar(arrimar), sochar (callar),
travincola (renaz),chesgueira (navaja), mosendo (burro), guipar(ver), guaciar (escapar), focar (echar).






Manuel Pérez Fdez Alu (1915)
Capilla Santiago:Pedro Fdez cura de Grado encargado por Fray Andrés de Rivera (25-12-1639).
José Alvarez de Rivera (partida defunción) 17-8-1825. Deja 150 reales para reedificar la capilla mayor de la ermita de Santiago, dando la madera y otros materiales a la Encomienda.